The HYT Lab

Dar sentido al tiempo

Para HYT, la tecnología es la materia de la que se componen los sueños. Aspirar a desafiar la gravedad y a establecer un vínculo palpable entre pasado, presente y futuro es nuestra manera de subir el listón. La realidad del presente es un reloj que abre nuevos caminos de innovación científica, gracias a la medición del paso del tiempo mediante un módulo fluídico patentado cuyo desarrollo se completó tras quince años de inspiración. Los relojes HYT son la encarnación de la innovación y la fascinación tecnológicas, y nacen para dar sentido al tiempo en el siglo XXI. Una revolución relojera que hace historia.

El cronometraje líquido es la respuesta de HYT para capturar el flujo y el contexto del tiempo en contraposición a la idea de enmarcar el instante actual de forma aislada. El motor del módulo fluídico está compuesto por dos fuelles, cuyas paredes son cuatro veces más finas que un cabello humano. Cuando uno de estos fuelles se comprime o se extiende, libera o absorbe uno de los dos líquidos no miscibles. Uno de estos líquidos es de color y el otro es transparente, y se corresponden respectivamente con el tiempo transcurrido o inminente. La química avanzada fue la propulsora del desarrollo interno de un colorante líquido con los niveles requeridos de visibilidad, estética, durabilidad y resistencia a los rayos UV.

La confluencia de los líquidos, esto es, el ahora, se denomina «matrimonio». Este fenómeno solo puede producirse entre dos líquidos que se complementan entre sí, al mismo tiempo que mantienen su individualidad intrínseca. Para garantizar la fiabilidad a largo plazo de este innovador método de cronometraje, se ha desarrollado un equipo de prueba patentado capaz de acelerar el tiempo y reducir el periodo de un año a un mes. Dos veces al día, el módulo fluídico emite una invitación abierta a la reflexión a medida que el líquido de color que ha trazado el curso de las últimas doce horas regresa a su posición original. Regreso al futuro en forma de reloj.

El tiempo fluido adquiere el ritmo a partir de un movimiento mecánico de alta relojería especialmente diseñado y conectado con los dos fuelles. En primer plano, el sello visible de la precisión consiste en un fino capilar de vidrio curvo de 0,8 mm. El recubrimiento de los capilares, que elimina cualquier obstáculo que dificulte el flujo, es uno de los elementos más costosos del reloj. Por otra parte, la transparencia total es un requisito adicional en la búsqueda de la visualización del tiempo. Los técnicos invierten un año entero en perfeccionar la técnica de llenado del capilar; incluso las burbujas de aire más pequeñas podrían poner en riesgo la precisión, especialmente en altitud. La oferta tecnológica de cada reloj HYT muestra que el todo es mucho más que la suma de sus partes y que el tiempo no se detiene.

Colorante

El camino recorrido en la búsqueda de un colorante con la visibilidad, estética, durabilidad y resistencia a los rayos UV necesarias para encarnar el paso del tiempo nos llevó al mundo de la química avanzada. La inspiración científica se coló en el laboratorio de HYT, donde todos los colorantes de nuestros relojes ven por primera vez la luz del sol... y de la luna.

Matrimonio

En HYT denominamos «matrimonio» a la confluencia de los dos líquidos, pasado y futuro, en el presente. Los fluidos se preparan bien de antemano para asegurar su compatibilidad de por vida, lo que implica la unión armónica de dos entidades individuales que se complementan y no se anulan entre sí.

Capilar de vidrio

El equipo de HYT viajó por todo el mundo e hizo paradas en distintos lugares para aprender más sobre arte y ciencia, así como para encontrar proveedores capaces de curvar los tubos de vidrio, de 0,8 mm de grosor, que trazan el camino del tiempo en nuestros relojes. Tras concluir la búsqueda sin éxito, HYT volvió a casa para diseñar su propia maquinaria de alta tecnología con el fin de llevar a cabo esta tarea de precisión.

Recubrimiento

El recubrimiento de los capilares de los relojes HYT es uno de los elementos más costosos. Desempeña la vital tarea de asegurar que ambos líquidos, con propiedades opuestas, fluyan con la misma facilidad que el tiempo. Asimismo, el recubrimiento debe ser totalmente transparente para que el usuario pueda visualizar el paso del tiempo. Este desarrollo de alta tecnología, inspirado en la industria de los semiconductores, está a la altura de ambas exigencias.

Fuelles

Los dos fuelles representan el cuerpo y el alma de la fluidez del tiempo en HYT. Ubicados en las 6 h, sus paredes, compuestas por una aleación flexible y altamente resistente, son cuatro veces más finas que un cabello humano. Mientras un fuelle se comprime para liberar uno de los dos líquidos, el otro se extiende para absorber el segundo de ellos. La inspiración en el mundo aeronáutico resultó clave para desafiar la gravedad.

Compensador térmico

Los relojes HYT garantizan que la expansión del líquido debida a una variación de temperatura no suponga un obstáculo para la fluidez del tiempo. Esta elegante solución se encuentra en el interior de un pequeño fuelle, que a su vez está alojado en uno de los fuelles principales del módulo fluido patentado.

Módulo fluido

Para desarrollar el módulo fluido patentado fueron necesarios quince años de intensa inspiración en el sector aeroespacial, de los equipos médicos y de los semiconductores. El mecanismo resultante consigue superar el reto de desafiar la gravedad. Dos fuelles forman su motor bajo la premisa de que el flujo del tiempo es imparable. Cuando uno de estos fuelles se comprime o se extiende, libera o absorbe uno de los dos líquidos, que se corresponden con el tiempo transcurrido o inminente.

Imprimación

Tras un año de formación, los técnicos está facultados para llenar el capilar de los relojes HYT con los dos líquidos contrapuestos. La burbuja de aire más pequeña podría interactuar con la presión y poner en riesgo la precisión a la hora de medir el tiempo, por ejemplo en altitud. Por esta razón, desarrollamos máquinas y procesos específicos para demostrar nuestra creencia de que cada minuto cuenta.

Ciclos

El objetivo de HYT es perdurar en el tiempo, no solo indicarlo. Con el fin de asegurar una estabilidad a largo plazo, creamos un equipo propio de pruebas capaz de acelerar el tiempo. Un aumento considerable de la temperatura convierte los años en meses. Como resultado, 40 meses de prueba de durabilidad demuestran que nuestros fluidos reflejarán el paso del tiempo durante 40 años.

Interfaz de movimiento

El transcurso del tiempo se ve representado por un módulo fluido; su ritmo nace de un especial movimiento mecánico de alta relojería. El momento en el que ambos elementos confluyen debe desencadenar un amor a primera vista para sobreponerse al paso del tiempo. El calibre se ubica con esmero en los fuelles: de esta tarea solo pueden encargarse los técnicos más experimentados y cualificados, aquellos que saben que no hay margen de error y que se necesita unidad.

Remontaje

Los relojes HYT ofrecen, dos veces al día, la oportunidad de reflexionar sobre las valiosas doce horas que acaban de transcurrir. Sin perder ni un solo segundo en lo que respecta al cronometraje, el líquido de color cambia al modo de remontaje al alcanzar el final del capilar y regresar a su posición original. Esta increíble reproducción del paso del tiempo dura aproximadamente 60 segundos.